Ecuador destituye a su seleccionador Gustavo Quinteros y nombra a Jorge Célico.

by Eliécer Arias Sánchez | Posted on miércoles, septiembre 13th, 2017

La Federación Ecuatoriana de Fútbol anunció la destitución de Gustavo Quinteros como entrenador de la selección de Ecuador, luego de que el técnico se haya negado a presentar su renuncia.

En un comunicado, la Federación expresó: “Ante las públicas declaraciones del director técnico Quinteros, ignorando el llamado de la actual directiva de la FEF y de su presidente Carlos Villacís, en el cual se apelaba a su sensibilidad para dejarnos en libertad de llevar adelante el recambio que se impone en la selección”.

El argentino Jorge Célico, director de las “divisiones formativas” de las selecciones nacionales de Ecuador, asumirá el cargo provisionalmente.

El despido de Quinteros se produce a 23 días de que se disputen las dos últimas jornadas por la clasificación de Sudamérica para el Mundial de Rusia. La selección ecuatoriana tendrá que enfrentarse a Chile, en calidad de visitante, y a Argentina.

De acuerdo con el comunicado de la Federación, Quinteros incumplió “la meta que él mismo se fijó: ganar tres de los partidos restantes para no depender de otros resultados para la clasificación al Mundial de Rusia 2018” y dejó a Ecuador con mínimas posibilidades matemáticas para acceder al torneo.

Por ello la dirigencia de la FEF resolvió “lamentar y deplorar que el director técnico Gustavo Quinteros reitere su afán de dirigir los dos partidos finales de estas eliminatorias, cuando el actual presidente de la FEF y su directiva anunciaban su voluntad de empezar desde ahora la transición y renovación que exigen las circunstancias de la selección”.

En su escrito, la Federación recordó que la directiva restó “importancia a la conversación hecha pública del director técnico Quinteros, realizada meses atrás, cuando opinó despectivamente que ‘esta gente no merece clasificar al Mundial'”.

“Antepusimos el interés superior de la continuidad de un proceso que todavía tenía entonces posibilidades claras, en lugar de exigir explicaciones y disculpas que nunca se dieron”, manifestó. Y añadió: “Esa actitud no fue valorada, ni entendida, ni respetada”.

About the Author