Cartago vive… Vive ,vive.

by Eliécer Arias Sánchez | Posted on lunes, julio 10th, 2017

Periodista por naturaleza, abogado por convicción, José Rafael Sancho Juárez, “El Negro”. Su repentina muerte nos sorprendió a todos sus amigos.

En su juventud laboró como locutor de cabina y más adelante creó su propio programa “Cena Deportiva”. Se le recuerda en uno de los momentos de mayor tensión de la radio deportiva, cuando conformó un equipo de transmisión para cubrir la inauguración del estadio Ricardo Saprissa. Los dirigentes de la “Cueva”, rompieron relaciones con las emisoras tradicionales que no querían pagar una suma que ellos calificaban exagerada. Sancho, junto a Luis Humberto Ramírez, Chico Montero, y Fernando López, “Caifás”, negociaron las transmisiones que a su vez vendieron a Cervecería Costa Rica. Narraron la cuadrangular, no sin antes sufrir en la primera transmisión el corte de sus líneas telefónicas por parte de dos conocidos colegas de la época, quienes, molestos por no poder transmitir, cortaron en la caja de registro las líneas y dejaron a casi todo Tibás sin servicio telefónico.

Como contertulio del programa “Sensación Deportiva”, destacó por denunciar sin rodeos y de manera directa los abusos de todo lo que consideraba irregular, no acostumbraba aderezar sus juicios, siempre lo hacía con sólidas argumentaciones. Cuando él hablaba, el que escuchaba aprendía por su verbo refinado lleno de ironía y conocimiento. Defensor de los ataques que los malandrines del programa le hacían a su querido Cartaginés.

Para el “Negro” el equipo brumoso era una pasión, un sentimiento y una divisa impregnada en su cuerpo. No le importaban los títulos, a pesar de haber nacido el año que Cartaginés fue campeón por última vez, 77 años atrás.

Nos dejó gran cantidad de anécdotas, una de ellas fue cuando Cartaginés enfrentaba a Saprissa, le entregaron 5 entradas para que rifara en su programa “Cena Deportiva”, dijo a los oyentes, los que traigan un burro al programa recibirían una entrada, y para sorpresa al final del programa lo esperaban en las afueras de la radio 17 burros y sus dueños.

El “Negro” tenía un vehículo viejito y la tapa la amarraba con un mecate, un día llegó a la gasolinera donde realizaba todos los servicios, la persona que lo atendía le preguntó: “¿Sancho, venís a cambiar el aceite o el mecate?”

Bueno Carlos Leonel le devuelvo el futute, porque Cartago Vive…

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

About the Author