Guerra a las barras y a los insultos.

by Eliécer Arias Sánchez | Posted on lunes, septiembre 11th, 2017

El fútbol de Costa Rica vivió hace unos días otro episodio degradante y doloroso.

Hemos “tragado” mil veces en la televisión una escena que nos deja perplejos del lado infrahumano y salvaje. Hemos visto como en reiteradas ocasiones la violencia e inseguridad arranca mucho antes que en las gradas. En autobuses que llevan fanáticos guindando y encima de los mismos, o buscando a las barras rivales para atacarlos en plena vía pública. Cientos de policías les dan protección antes, durante y después de los partidos con enormes gastos compartidos por los clubes y el Ministerio de Seguridad Pública.

Grupos que asaltan a los aficionados dentro y fuera del estadio, a ellos no les importa el partido, sino, robar un celular, una billetera o algo que les sirva para comprar drogas. Son un combo de alto riesgo para los espectadores y la propiedad privada como ha ocurrido en varios comercios asaltados en diferentes partes del país.

Estamos muy cerca que suceda lo de Argentina, donde obligan a renunciar a dirigentes, o deciden quién será el presidente de la institución, obtienen dividendos económicos y tienen estructuras donde algunos cuentan con rango o categoría. Extorsionan jugadores y dirigentes, venta y tráfico de drogas, robos y demás.

A estos desadaptados los financian dirigentes de los equipos y hasta cobran porcentajes de ganancias por venta de jugadores. Exigen a los vendedores ambulantes un porcentaje de sus ventas a cambio de dejarlos trabajar.

Lo que ha ocurrido en los últimos días nos da un pequeño aliento. La decisión tomada por la barra denominada “Fuerza azul” del Cartaginés al auto disolver su grupo y obsequiar sus instrumentos a una institución educativa. La firme posición de la gerencia florense de no permitir el ingreso de la “Garra” y la “Ultra” al Rosabal Cordero, algo que mostró escenas hasta tiernas a pesar de que el clima no invitaba a ir al futbol, vimos salir a padres de familia con niños muchos de ellos en sus brazos.

El domingo en Grecia, expulsaron de las gradas a una decena de fanáticos que insultaban con discriminación racial a jugadores de Limón FC.  Todo esto es bueno, pero falta una decisión conjunta ya que ninguna medida aislada va a dar resultados en un terreno tan complejo. Tiene la palabra la Liga Deportiva Alajuelense y el Deportivo Saprissa. Eso sí, sin miedo.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

About the Author