A dos años para el Centenario.

by Eliécer Arias Sánchez | Posted on Lunes, Junio 19th, 2017

La Liga Deportiva Alajuelense festejó su 98 aniversario. Ha sido una semana de actividades propias de una asociación deportiva.

A pesar de que el fútbol ha evolucionado y hoy la mayoría de los clubes en el mundo son sociedades anónimas, tienen dueño o alquilan sus franquicias como el C.S. Herediano. Los manudos, por ahora, tienen el mérito de mantenerse como asociación deportiva.

Los equipos de fútbol cada día funcionan más como una empresa que como club deportivo. Poco a poco se van dando ejemplos de tecnología aplicada a la gestión deportiva que busca convertir a los clubes en una empresa. La semana dedicada al 98 aniversario de la institución ha dado lugar para que su dirigencia pusiera en práctica una serie de actividades que le han permitido desarrollar un festejo atractivo y sobrio. El día de liguismo, cena de gala y un partido de fútbol que convirtió el estadio nacional en una gran reunión de la familia liguista.

Todas estas gestiones administrativas producen ingresos y permitió que sus fanáticos no pasaran inadvertida tan particular fecha. Para una asociación como la Liga cuyos orígenes fueron sin ánimo de lucro, es muy significativo como sigue luchando por esos principios, aunque la ola de las sociedades anónimas tarde o temprano la podría alcanzar.

Los pagos a la CCSS a FODESAF, IMAS y otros, hacen que se acumulen deudas y es muy común que se soliciten préstamos bancarios para llegar a arreglos de pago. Tener al día las planillas deportivas y administrativas no es nada fácil. Los equipos han incorporado distintas áreas para intentar que los ingresos que generan los equipos cada vez dependan menos de lo recaudado por taquillas y se puedan diversificar en otros conceptos.

Es por esa razón que el área de “Marketing” es la que más ha evolucionado. Dichosamente para Alajuelense, la ley permite contar con sociedades anónimas deportivas paralelas a las asociaciones deportivas para generar recursos y actuar como empresa sin llegar a desaparecer como asociación. Aun así, los equipos que tienen dueño y cuentan con inversionistas que arriesgan su peculio, pueden llevar ventaja por su poder económico y tener los mejores jugadores del mercado. Por esa razón si los manudos respetan el “proceso” podrían tener un equipo competitivo a mediano plazo.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

About the Author