Santos, un fenómeno del fútbol.

by Eliécer Arias Sánchez | Posted on martes, septiembre 26th, 2017

Un diario hondureño señaló que el Olimpia enfrentará a un rival desconocido, un tal Santos de Guápiles.

Tienen razón, conocen muy poco de los rojiblancos, pero aquí en “Tiquicia” clubes como Cartaginés, Alajuelense, Herediano lo conocen muy bien y otros como Saprissa lo recuerdan aún más, luego de la jornada del domingo anterior.

Santos enfrenta una ocasión histórica, un sueño que se ha acrecentado conforme pasan los rivales en la fase inicial de la Liga CONCACAF. Está a un paso de alcanzar el honor de estar en un selecto grupo de 16 equipos de la zona Norte, Centro América y el Caribe.

En el papel se ve como un equipo modesto, de un distrito, con poca afición y con planilla limitada. Sin embargo, ha superado con creces la expectativa y avanza ya en un 90 % la ronda de clasificación, luego de dejar fuera al San Juan Jabloteh y los panameños Chorrillo y Árabe Unido.

Por supuesto, ahora crece la dificultad ante los “Albos”, los “Leones” de Honduras, un equipo si cabe el término más “temible”. Santos viene de derrotar a los morados, mañana juega ante el Herediano, tiene que viajar a Pérez Zeledón y luego recibir a L.D.A. antes de chocar con los catrachos.

La visita al estadio Metropolitano de San Pedro Sula, será sin acompañantes, ni apoyo en las gradas. Podría ser mejor, ya que el Olimpia no puede ocupar el estadio nacional de Tegucigalpa por estar castigado. El juego será un mano a mano en la cancha, a puerta cerrada, y sin presiones de sus rivales.

Este premio sería al esfuerzo y sacrificio, ojalá se les dé a los caribeños por su trabajo, capacidad colectiva y su manejo técnico. Creo que el Santos se ha ido robando el corazón de todos y la mayoría fantaseamos con verlos en la Liga de Campeones de la CONCACAF.

No es fácil lo que le corresponde a don Johnny Chávez, quien no cuenta con una planilla como los equipos grandes, que vuelven a ver al banco y le sobran jugadores. Él tendrá que superar este reto, ya que no hay mucho material para rotación de jugadores. Bueno, lo hará con lo que tiene y echando mano a algunos que por igual ponen el corazón y la testosterona.

Santos no teme a nada y se ve capaz de imponerse a rivales que son de superior planilla como el campeón nacional que enfrentarán mañana, un juego súper difícil. Todo es parte de la magia del fútbol, los “santistas” están dispuestos a intentar aún lo más complicado. Son un equipo humilde, pero un equupo ganador.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

About the Author