¡Qué falta hacías, campeonato!

by Eliécer Arias Sánchez | Posted on Lunes, Julio 31st, 2017

Ha iniciado la “droga estimulante” del pueblo: El fútbol,” una religión” con enorme fanatismo, donde algunos ven esta actividad como un ritual lleno de idolatría a su equipo.

Hemos esperado un largo periodo para el arranque del campeonato, hemos dado largas a la programación del torneo y tan solo en la primera fecha ya el debate y la polémica está presente.

“Paté” Centeno el técnico más folklórico de nuestro fútbol lanzó las primeras de las muchas controvertidas frases que le escucharemos. “Todos somos de la muerte y no tengo miedo que me quiten, la propuesta será la misma y tarde o temprano Dios me recompensará”. “El fútbol es una droga para mí, y yo juego el partido pasionalmente”. Atrás quedaba un abultado 3 a 0 en contra de su debut.

Ya hubo árbitros que se pusieron la camisa de su equipo y fueron la vergüenza arbitral de la fecha. El homenajeado del campeonato el señor Luis Paulino Siles Calderón debe estar muy apenado de ver árbitros sin hormonas, caseros y blandengues.

El fútbol tiene una fe tan fuerte que sus aficionados convierten los estadios en catedrales. y ellos sus feligreses que se ponen el “hábito” y con tributos reverencian sus equipos. Pero también hay grupos de gamberros violentos y forajidos que roban y atacan como ocurrió en Sabana Norte con algunos vestidos de rojo y negro.

El estoicismo también conduce a muchos fanáticos a llevar agua, aguantar frío y observar 90 minutos de un bostezo futbolístico como ocurrió el sábado en el Estadio Nacional. Otros al contrario llevaron alegría y goles, como el Santos un verdadero aniquilamiento futbolístico. Más hacia el Caribe el desmembrado y poco favorito Limón FC, dijo presente con su inagotable cantera. No falta el que estrenaba el título en su estadio, obligados a mostrar su favoritismo por su fuerte planilla, sin embargo, se vieron muy mal ante un equipo de Guadalupe, luchador y que dio pelea con 10 hombres.

El fútbol es como una religión laica, profana y masoquista. En el “Fello” Meza a Farinha le preocupó más la salud de don Carlos Watson que la derrota de su equipo, y en un canal de televisión un amigo tuvo el genial pronóstico lleno de sapiencia, al asegurar que: “El goleador del campeonato va a ser un tico o un extranjero”. No todo fue malo, hubo aciertos, ratos de buen futbol y uno que otro gazapo.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

About the Author