• 01/12/2021
  • Last Update 01/12/2021 12:45 am
  • Costa Rica

¿A cuántos le han “tendido la cama”?

A lo largo de la historia se ha discutido si los futbolistas quitan a los técnicos. En nuestro país ha habido muchas señales sobre este tema. Hay jugadores que mencionan estar a muerte con su entrenador, aunque pasen 5, 6 o 7 fechas sin ganar. Llega otro técnico y por arte de magia todo cambió. Es claro, llegar a la conclusión que le tendieron la cama.

Llega el momento en que los futbolistas se cansan del técnico, ponen pretextos y no se brindan al 100%. Hay líderes que consiguen que la información que manda el técnico no sea la correcta.

Este tema lo he conversado muchos con jugadores retirados y me confirman que sí hay mucho de eso. El carácter de algunos entrenadores, la forma de encarar a sus dirigidos en el vestidor y hasta darse de empujones y más, hace que se vaya acumulando el irrespeto y la desobediencia que redunda en malos resultados.

Hace poco se dijo que a Zinedine Zidane, siete jugadores le tendieron la cama, se cree que un 70% estaba en disgusto con el francés.

Hoy las redes sociales tienen un gran impacto y la causa de los resultados es clara; culpable, el técnico. Los calificativos de medroso o inepto, rápido lo mandan a la hoguera.

Cuando los jugadores le tienden la cama a su manejador y no le hacen caso o se “olvidan” de lo que se trabajó durante la semana, ya ahí no hay respeto, sino un claro boicot.

No hay necesidad de ahondar en lo que ha pasado aquí en los últimos torneos, incluyendo el actual. Basta con leer entre líneas lo manifestado por un jugador del Deportivo Saprissa, para entender que algunos jugadores no estaban de acuerdo en el trato, la preparación y la fórmula de su entrenador quien chocó frontalmente con algunos jugadores y su gerente deportivo.

Ese término de “tender la cama” es una clara conspiración para la salida del entrenador a pesar de que algunos digan que nunca los han visto ponerse de acuerdo para echar un estratega. La única realidad es que sí existen casos en los que un vestidor ha provocado la salida de su técnico. Llega el momento que por distintas razones una parte del equipo pone en marcha un plan para quitarlo, aunque pocos se atrevan a decirlo.

La realidad en el fútbol es que un técnico puede ser víctima de lo que hagan o dejen de hacer sus dirigidos. Hasta por el, “no me caía bien”.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

administrator

Artículos Relacionados

Posting....
Exit mobile version