Algo tiene el agua cuando la bendicen.

La escogencia de un seleccionador nacional tiene sus particularidades. No se circunscribe sólo a publicar un concurso, recibir currículos, agruparlos por afinidades, luego por nacionalidades, después por gustos y finalmente por montos.

Intervienen muchas variables: competencias personales, técnicas, aspectos culturales, experiencia, logros, conocimiento del área. En fin, directores técnicos hay muchos y no basta su nombre o su idioma, sino su capacidad de “comprar” e identificarse con un proyecto deportivo y las ilusiones de una afición.

En las últimas semanas ha sonado muy fuerte el nombre de Matias Almeida. Un técnico joven cuyo atestado más importante ha sido triunfar en el fútbol mexicano, una Liga en la que pocos extranjeros han logrado acoplarse y trascender. Llegó como un desconocido y se convirtió en el técnico más exitoso de Chivas en los últimos 40 años, tras conquistar 2 Copas MX, 1 Liga, 1 Supercopa y 1 Liga de Campeones de CONCACAF.

Los principales medios de comunicación mexicanos, argentinos y hasta españoles dan por un hecho el vínculo de Almeyda con la Fedefútbol para dirigir a Costa Rica. Incluso narran detalles de llamadas, reuniones y contactos cercanos. El mismo Matias ha salido a la prensa a confirmar esos acercamientos, mostrándose interesado en el proyecto, en el país y restando peso al tema económico.

Muchos profesionales del área deportiva y psicológica de México han destacado los atributos que le han permitido a Almeyda triunfar en territorio azteca y porqué no, replicar su filosofía y su proyecto en Costa Rica.

Se reinventa / Tiene liderazgo, combina la empatía con la exigencia / Sinergia con el proyecto: Se contagia de los valores y la mística del cuadro que dirige / No se estaciona en los fracasos / En lugar de llorar, trabaja y planifica / Comprende al jugador. Se considera uno más en el camerino / Es muy cercano, se involucra con los problemas de los jugadores y escucha sugerencias / Inyecta su personalidad al grupo.

No sabemos si Matias Almeyda será nombrado como seleccionador de Costa Rica, ese es trabajo exclusivo de la Comisión Técnica y el Comité Ejecutivo de la Fedefútbol, pero “El Pelado” pareciera ser un buen elemento para intentar hacer algo distinto.

administrator

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.