Antoine Griezmann: “Elegimos un mal día para cagarla”.