Barcelona derrotó al Nápoles en Miami.