Barcelona se decide y va con todo para contratar al francés Antoine Griezmann.