Bayern Múnich goleó al Leverkusen y se acerca a su octavo título al hilo.

Bayern Múnich derrotó 2 x 4 a domicilio a Bayer Leverkusen​ en el Bay Arena en un encuentro correspondiente a la 30ª fecha de la Bundesliga y mantiene la ventaja de siete puntos sobre Borussia Dortmund, que venció 1 a 0 a Hertha Berlín, a falta de cuatro fechas para el final del certamen.

El séptuple campeón, que había ganado sus cuatro partidos desde el reinicio de la competencia tras dos meses de suspensión por la pandemia de coronavirus, se encontró con un complicado arranque ante un rival que pelea por conseguir un lugar en la próxima temporada de la Liga de Campeones de Europa.

El equipo manejado por el gigante de la industria farmacéutica sorprendió a los 9 minutos, cuando el austríaco Julian Baumgartlinger metió un pase profundo, Alario ganó las espaldas de Benjamin Pavard y David Alaba, no se amilanó ante el achique de Manuel Neuer y definió con un toque suave.

Bayer Leverkusen había vencido al campeón las últimas dos veces que se habían enfrentado (2 a 1 en el duelo de la primera ronda y 3 a 1 en la pasada campaña). Ese antecedente y sus muy buenos 20 minutos iniciales hacían ilusionar al conjunto dirigido por el neerlandés Peter Bosz.

Pero el líder se recompuso rápido, se apoderó del balón y alcanzó la igualdad a los 27 minutos gracias a una buena recuperación en el círculo central y un pase largo de Leon Goretzka que el francés Kingsley Coman aprovechó al máximo: con una linda definición al segundo palo dejó sin chances al arquero finlandés Lukás Hrádecky.

El Bayern pisó el acelerador en los últimos minutos del primer tiempo y, en una ráfaga, tomó una buena ventaja. A los 42, una buena maniobra colectiva que había arrancado en su propia área terminó con un zurdazo cruzado de Goretzka desde la medialuna.

Y a los 45, la defensa local controló ante un pase larguísimo de Joshua Kimmich y Serge Gnabry, que se lo había perdido unos segundos antes, tocó con frialdad sobre la cabeza del arquero Hrádecky y selló el 3 a 1.

Para el complemento, Bosz intentó cambiar la historia del partido y mandó a la cancha a Florian Wirtz, Kerem Demirbay y el brasileño Wendell después del descanso, pero fue poco lo que su equipo pudo hacer ante un rival que parece tener el camino allanado hacia el octavo título consecutivo y el 29° desde que empezó a disputarse la Bundesliga en 1963.

A los 21 minutos del segundo tiempo, Robert Lewandowski, de cabeza, marcó el cuarto, que sentenció el duelo. Fue el 30° gol del artillero polaco en 28 partidos, una marca jamás lograda en el certamen teutón. Sobre la hora, descontó Florian Wirtz.

Con esta victoria, la 19ª en sus últimos 20 presentaciones, Bayern Múnich llegó a 70 puntos y conservó la distancia de siete puntos respecto a Borussia Dortmund, que debió trabajar fuerte para superar 1 a 0 a Hertha Berlín.

administrator

Artículos Relacionados