Bryan Ruiz y Celso Borges hicieron historia el lunes en la Copa Oro.

Mientras la Selección de Costa Rica inicia su peregrinaje por la Copa Oro 2021, dos de sus jugadores más emblemáticos ya hacen historia con la Tricolor.

Celso Borges y Bryan Ruiz se convirtieron en los futbolistas ticos con más participaciones en el torneo regional, al sumar seis ediciones cada uno. Además, Celso alcanzó una nueva marca de partidos para un costarricense en este torneo, con 22 encuentros.

Cuando ambos se asomaron por primera vez al certamen de selecciones de la Concacaf, apenas eran prospectos a punto de romper el cascarón.

Para encontrar el debut de Bryan hay que devolverse hasta la cita de 2005. Estaba próximo a cumplir 20 años y todavía no era El Capi; faltaba el salto a Europa, la consagración con la Sele, los dos mundiales… Y cinco Copas de Oro más.

“Ha pasado mucho tiempo y han sido experiencias muy positivas. Este es un torneo muy lindo para jugar, bien organizado, que hasta ahora se le ha negado a Costa Rica pero que tenemos la ilusión de ganar”, afirmó Ruiz con una mezcla de nostalgia por lo vivido, pero mucha hambre de seguir cosechando faenas.

Bryan es ahora uno de los grandes referentes del balompié nacional, dueño titular de la banda de capitán y el hombre a quien buscan los más jóvenes en busca de una palabra de aliento.

“Es una gran responsabilidad llevar esa cinta, junto a los otros compañeros a quienes también les toca. Tengo que retribuir esa confianza de todas las maneras posibles; por ejemplo, si me piden un consejo, poder dar ese apoyo y motivación especialmente cuando hay momentos difíciles”, añadió.

Bryan es consciente de que el tiempo avanza. Y que fija despedidas. “No sabemos si esta va a ser la última Copa, la mía posiblemente sí, entonces voy a jugarla con mucha ilusión, tratando de dar todo dentro y fuera de la cancha para conseguirla, que es el gran objetivo del grupo”, afirmó el propietario de la camisa 10.

Por su parte, el nombre de Celso Borges suena en la Copa Oro desde la edición 2009. A partir de entonces, lleva 22 partidos en seis ediciones; el primer dato es récord solitario y el segundo lo comparte con Ruiz.

“Lo más bonito es llegar hasta acá acompañado por un gran amigo y futbolista como Bryan. Aquí hemos disfrutado mucho y conforme pasan los años uno le toma todavía más placer a la Selección”, comentó.

Celso festejó el acontecimiento con un gol en el partido ante Guadalupe del lunes. Al minuto 69, ingresó al área como falso delantero, robó espaldas y aprovechó de manera acrobática el obsequio que le mandó Luis Díaz envuelto desde el callejón izquierdo en papel de regalo.

Borges también se llevó un susto en el primer tiempo, cuando un jugador guadalupano lo atropelló con un choque furioso que dejó al volante tico en el césped por algunos minutos. Afortunadamente, el martes le hicieron las pruebas respectivas y se descartó cualquier consecuencia.

“Estoy bien, con un poco de dolor por el golpe, pero no es nada”, afirmó Celso desde el hotel de concentración en Orlando. Una anécdota más para ese baúl infinito donde ambos jugadores atesoran cientos de vivencias con la camiseta Tricolor.

administrator

Artículos Relacionados