Comienza a subir la temperatura.

Vamos para la jornada diez y estamos cerca de cerrar la primera vuelta del Clausura 2021.

El campeonato apenas comienza a calentar, ya que Saprissa le respira en la espalda al campeón nacional. Quisiéramos que el Torneo ya estuviera al rojo vivo y disfrutáramos de mejores espectáculos. Faltan cambios significativos en la tabla de posiciones y crecer en emociones.

Todos vemos desde ahora a manudos y morados en las semifinales. Sin embargo, equipos como Santos, Jicaral, Grecia, Guadalupe FC, San Carlos, Sporting FC, tienen solo uno, dos y tres puntos de diferencia, todavía ninguno se muestra intrépido, sorprendente y ambicioso para sostenerse dentro los cuatro que van a clasificar.

Nos encantaría por lo menos dos equipos que destaquen y muestren solidez. Ni se diga de Herediano y Cartaginés ausentes de fortaleza y constancia, y que por ahora están más cerca de la última posición que de los que marchan al frente del torneo.

Aquí nacen algunas interrogantes ¿Habrá descenso o no? ¿Alcanzarán los votos de la próxima asamblea?

Hay equipos tradicionales en las temidas posiciones de descenso y eso podría facilitar la votación en favor de congelar el descenso.  En el apartado estadístico la Liga Deportiva Alajuelense sigue marcando los mejores números, más puntos y mejor gol diferencia. Sin embargo, ya se escuchan voces de que están jugando agrandados y que se están excediendo en confianza.

La lucha por el primer lugar está declarada y así lo hace sentir el equipo de Tibás. Mientras los rojinegros empataron los últimos dos juegos y pierden 4 puntos de los 6 disputados, el Deportivo Saprissa gana en credibilidad y motivación con dos victorias consecutivas.

A los rojinegros les quedan dos juegos para cumplir con la primera vuelta, en casa frente a Sporting FC y de visita en Guadalupe, mientras Saprissa viaja a Santos y luego recibe a San Carlos.

El gran reto por ahora, es ver cuál será la reacción de Herediano y Cartaginés que tienen ese frente de seis equipos haciéndoles un muro de contención. Hay muchos técnicos nuevos como en ninguna parte del mundo, y ellos saben que son responsables de mejorar los males de su equipo, ya que los dirigentes difícilmente van a asumir la responsabilidad de lo que les ha salido mal, así es más fácil desviar la atención de la crítica.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

administrator

Artículos Relacionados