• 21/05/2024
  • Costa Rica

Con todos los honores llegó el tricampeonato.

¿Cómo se debe sentir la masa morada con su título número 39 y los récords que quedan en el camino? Todo logrado con firmeza, solidez y protagonismo.

Creo que todo lo que se escriba y todo lo que se diga va a quedar muy corto. Es algo así como un cóctel de emociones que deja la estrella 39, sin cuestionamientos de ninguna índole. La búsqueda ininterrumpida de resultados positivos y todo lo que implicó para el cuerpo técnico, jugadores, dirigencia y su enorme y fiel afición.

Lo vivido y lo acontecido antes, durante y después del torneo tiene que producir envidia, es claro que ser campeón no es una meta, es una actitud, y de eso está llena la institución.

La vida es territorio de valientes y esa convicción la mantuvieron, sin revolcar las miles de excusas que manifestaron otros. La felicidad en la cancha y en las gradas de la “Cueva” fue indescriptible, la alegría inigualable de ser campeón. Fue incontrolable cómo se produjo la invasión de los cientos de fanáticos que desahogaban los temores para darle paso a la felicidad de ser tricampeones, ser parte de esa brillante historia y sentir de cerca la gloria. Lo del domingo fue ratificar cómo se es el más grande, cómo se consolida un cuerpo técnico que algunos llenaron de duda y cómo un grupo de futbolistas tras el pitazo final de Juan Gabriel Calderón, descargaba todas sus emociones contenidas ante lo complicado de su rival.

Fue entonces que el sufrimiento se terminó y había un campeón. Un equipo histórico que impuso marcas en todo el torneo y terminó con un largo invicto sin necesidad de exponerse en una gran final nacional.

El Saprissa campeón supo aguantar todo y dar una estocada que premiaba su mejor recorrido y daba un adiós a uno de sus mejores jugadores de la historia morada y de nuestro fútbol, quien como la mejor tarde de un torero cerraba su enorme recorrido con un pase gol lleno de talento y experiencia. Grande Cristian Bolaños.

¿Qué se siente ser campeón? Es llenarse de orgullo, es sonreír, es recordar los grandes momentos cuando se levantó la copa. Para el Deportivo Saprissa no ha sido un camino sencillo, eso sí, con más subidas que bajadas que los mantuvo unidos, defendieron el camerino a veces en silencio hasta cumplir con el objetivo. ¡Salud Campeones!

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

Related Articles

Salir de la versión móvil