• 02/03/2024
  • Costa Rica

Cuando se pierde el concepto y la realidad.

Cuando se pierde el concepto y la realidad.

La Liga Deportiva Alajuelense de Andrés Carevic, dilapidó todos sus ahorros en muy corto tiempo. Cinco puntos que le permitían jugar con los números y la cima del torneo se los arrancaron chuchequeros y santistas.

Perdió su invicto en Puntarenas con alta cuota de culpabilidad de su técnico, al realizar variantes impensadas y dejar cinco figuras regulares del equipo fuera de la formación, a pesar de tener un juego siguiente sin complicaciones ante Guadalupe FC al que derrotó 4 x 0 y que, sí le permitía presentar un equipo alternativo de cara al juego con Los Ángeles F.C.

Sus desaciertos como estratega y poco estudioso del rival se vieron reflejados ante los “angelinos”, quienes ya pusieron pie y medio en cuartos de final al pasarle literalmente por encima a un cuadro rojinegro sin conocimiento del rival, sin planificación, sin trabajo táctico y con evidentes yerros de estrategia.

El técnico manudo pensó que iba a jugar con Guadalupe FC a quien habían goleado cinco días antes y salieron alegremente sin tomar las previsiones que requería un juego tan serio y complicado.

Según el técnico rival, Steve Cherundolo, tomarán igualmente con seriedad y respeto el juego de este miércoles. El domingo Los Ángeles FC vencieron al New England Revolution 4 x 0 y ojalá la defensa rojinegra conozca que el gabonés Bouanga que anotó 3 goles en el Morera Soto, también hizo doblete en su último juego.

Alajuelense viajó con la moral en el suelo, había perdido el invicto del torneo, perdió un amplio invicto como local, Saprissa le arrebató el liderato y va detrás de un “milagro” o al menos realizar una presentación “decorosa” ante el fuerte campeón de la MLS.

LEER  En el fútbol, la indiferencia es de mediocres.

La última derrota rojinegra ante el Santos enseñó nuevamente el coladero defensivo, ante un equipo al que Randall Row lo tiene mentalizado a luchar y trabajar colectivamente sin respiro; su triunfo ha sido lleno de bondades futbolísticas, pero sobre todo bien puesto el overol que necesitan algunos infinitamente mejor remunerados.

“No es para volverse loco”, ha dicho el presidente de los rojinegros; sin embargo, estos golpes obligan a reaccionar con decisiones oportunas, ya que, de otra manera, van a venir consecuencias que ya conoce el entorno rojinegro.

El ausentismo que se mostró en las gradas el domingo es una muestra del enojo y desilusión de sus parciales.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

Related Articles