De la supremacía al déficit.

La Liga Deportiva Alajuelense es el equipo de moda. La mayoría conviene en que es el mejor y sus fanáticos dicen estar viendo un equipo deslumbrante, no es para menos, es el dueño de todas las estadísticas y saca una diferencia grande a los demás equipos.

Si nuestro campeonato fuera por puntos acumulados casi que habría que darle el título ya; pero cuando venga el borrón y cuenta nueva de las semifinales podría ser otra historia, ahí en un juego de ida y vuelta ante cualquier rival, puede ocurrir otra cosa. Por ahora es un supuesto y especulación.

Lo cierto es que hoy los manudos no se cansan de “fachentear” y mortificar a sus rivales, y les sobra con qué. Esta última semana sumaron dos victorias más, y anotaron ocho goles jugando de visita. Además, alcanzaron el mayor invicto de su historia en juegos sin perder.

Marcel Hernández viene mostrando la fuerza y potencia de un goleador completo, su compañero de equipo Johan Venegas, hábil, inteligente, ya despertó con gol, pareciera que han jugado juntos por muchos años.  Ellos dos dominan el 71 por ciento de los goles rojinegros y hacen ver el fútbol muy fácil. No en vano el español Agustín Lleida ante señalamiento de algunos por llevar ambos futbolistas, dijo en su momento que estaban comprando goles y por ahora nadie le quita la razón.

Alajuelense ha mostrado que tiene como dosificar y alternar su equipo en base a la continuidad y la oportunidad que reciben los “cachorros” manudos de su cantera. Hoy día todo marcha sobre hojuelas con miel, ahora viene el reto mayor para nuestro fútbol ya que estamos con un déficit de casi dos décadas, tanto a Saprissa como a Alajuelense les corresponde empezar bien en los octavos de final de la Liga de Campeones de la Concacaf, debemos aferrarnos a eso, sino seremos de nuevo parte de la triste comparsa detrás de los mexicanos.

Dentro de un mes ambos equipos jugarán en Costa Rica ante el Philadelphia Union y el Atlanta United y luego la visita a los Estados Unidos. De ganar los dos nacionales se enfrentarían por segunda vez en un Clásico de Concachampions, lamentablemente sólo seguiría uno.

A nuestros equipos les falta competir, nos hemos venido llenando de frustración ante la pobre imagen que hemos mostrado en el campo internacional. ¿Llegó el momento?

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

administrator

Artículos Relacionados