• 15/08/2022
  • Last Update 15/08/2022 12:56 am
  • Costa Rica

De lo sublime a lo ridículo.

De lo sublime a lo ridículo.

<1

Hace sólo cinco días el campeón rojiamarillo Jeaustin Campos, manifestó su satisfacción por la forma en que había reaccionado el camerino, y que se respiraba un ambiente diferente en el equipo.

No fue así, la derrota ante Guanacasteca y las declaraciones dadas días atrás habían roto la unidad del vestidor florense. Los resultados paupérrimos de 8 juegos al hilo sin ganar y la forma confrontativa de decir las cosas fue la chispa que causó su salida del Herediano, que en este torneo “pasa por la calle de la amargura”.

La cronología de su despido se fraguó con dos palabras “campeonitis y seleccionitis”. A partir de ese momento la relación que ya venía quebrantada, no volvió a ser buena. La presión de los aficionados que no quieren justificaciones sino victorias también se hizo sentir luego de la derrota contra la ADG.

A Jeaustin Campos lo contrataron inicialmente por dos torneos y el convenio se venvía en junio próximo. Luego de conseguir el título en diciembre pasado se festinó la contratación de tres torneos cortos adicionales, y que iba a ser un proceso serio. No fue así, obras son amores y no buenas razones.

El técnico campeón se va sin ganar y con el peor rendimiento de toda la historia del club en un arranque de campeonato.

“Cuando tratas mal a los jugadores, ya sabes lo que te toca” dijo Iñaki Alonso, en una clara alusión a como los jugadores quitan a los técnicos. Siempre será más fácil quitar a uno que a 8 o más, la cuerda se romperá por ahí.

Escuchar a Jonathan McDonald decir que ellos no llegan a jugar de “estrellitas”, es una clara señal de que los jugadores le mecieron la cuna a Jeaustin y luego lo dejaron caer. Campos señalo que él sabe lo que es ser campeón, bicampeón, tricampeón y tetracampeón, cierto, pero cometió algunas imprudencias y se la cuadraron, algo reiterativo, como le ocurrió con San Carlos.

En esta salida del técnico florense influyeron una serie de factores, no fue algo repentino ya que, según un allegado al club, la actitud del técnico para este torneo desde el inicio fue muy diferente y ya había chocado con algunas figuras.

La planilla del “Team” es amplia, onerosa y de primer nivel. No dudamos que Jeaustin no es el único responsable, los futbolistas son copartícipes de la situación deportiva de un equipo que no va bien, por lo tanto, ante este suceso y por la crisis deportiva que atraviesa el club, deberían abrir un expediente a los jugadores que no han mostrado el mejor rendimiento.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

Related Articles