Del Clásico a semifinales.

En la previa del Clásico se percibía como un partido de dos equipos con la necesidad de ganar, esta nueva versión del Clásico fue una avalancha de detalles que, sumados, construyeron el guion de un partido “loco”. Seis goles, penales, autogol, pleito en las gradas, lesiones, etc.

Saprissa no esperó y golpeó temprano; eso hizo que los morados se sintieran seguros y olvidaran la ausencia de algunos referentes. Los rojinegros se vieron obligados a reaccionar en tres ocasiones ya que siempre estuvieron en desventaja.

Ganar el Clásico para los locales era importante, significaba dejar a cinco puntos a su más antagónico competidor y defender el liderato al que tanto le costó llegar. Durante la semana anterior se habló mucho de Alajuelense y Saprissa, y se olvidaron que en medio de los dos estaban los rojiamarillos esperando dar el zarpazo, como efectivamente ocurrió.

La victoria herediana en Pérez Zeledón los regresa al ansiado liderato, el que va a costar que se lo quiten.

En un sector de seguidores manudos hay desencanto, aunque le hayan dado un poco de la misma medicina al Saprissa, anotando en la “Ligahora”  La falta de liderazgo en el banco, mantener jugadores noventa minutos aunque sus piernas ya no respondan y la falta de reacción para realizar los oportunos cambios, son debilidades rojinegras.

El liderato lo dejó ir Saprisssa, y ahora los rojinegros. Quedan cuatro juegos para el cierre de la primera fase y los florenses defenderán a sangre y fuego lo más alto de la supremacía del torneo. Otro que respira con todo mérito, es el equipo de la AD Santos que con su gran victoria en el choque del Caribe ante Limón FC, logró sacar de gran forma, casi seguro su presencia en los cuatro de arriba. Su enorme triunfo unido a la derrota de Pérez Zeledón allanó el camino para las semifinales.

Santos ha logrado llevar una secuencia de resultados y crecimiento sobresaliente. Un equipo que no ha perdido el equilibrio,  que muestra en cada juego el compromiso de jugadores y su gran manejador don Johnny Chaves. Siete puntos de diferencia de los “guapileños” con Limón FC y Guadalupe FC son muy pesados a falta de sólo cuatro jornadas.

El modelo “santista” de continuidad, de lucha y sin cortocircuitos administrativos los pone una vez más como ejemplo para muchos.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

administrator

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.