• 30/01/2023
  • Costa Rica

Deporte, solidaridad y proyección.

Deporte, solidaridad y proyección.

Sporting F.C. es algo más que un equipo de fútbol, también son claros impulsadores de la labor social. Desde que esta institución arribó a la primera división hemos visto total seriedad en cada uno de sus pasos.

Dos hermanos que han tenido éxito en sus empresas y desde hace pocos años están en este “negocio” llamado fútbol. Trabajan con planes y proyectos, se muestran con una filosofía que difiere de otras dirigencias. No sólo los encontramos en el futbol masculino, sino en el femenino y futsal.

El fútbol ocupa un lugar enorme en el campo deportivo, cultural y social. Todos conocemos las emociones que despierta este deporte, un lenguaje que llega a cualquier rincón, una forma de divertir, competir y entretener a las mayorías.

Creo que mucha de esa filosofía envuelve a los dueños de Sporting F.C. a quienes los mueven otros intereses como implementar programas que impulsen alguna labor social y estimule la corresponsabilidad de sus seguidores y vecinos de la comunidad. Han hecho esfuerzos económicos para contar con gente especializada en la formación y administración del campo deportivo. Quieren trabajar desde abajo, para quitar esa idea que el Sporting FC recoge lo que desechan otros equipos pensando también en el impulso al fútbol nacional.

El balompié no sólo es el deporte más popular, sino un espejo de la sociedad, por ello alegra saber que esta institución apoya a niños y adultos de la comunidad en condiciones de desigualdad. O sea, más allá del balón su consigna es estar cerca de los que más necesitan.

Uno percibe que Sporting FC llegó para quedarse y no ser un parásito, ni vegetar en el campo competitivo. Han mantenido un técnico al que le brindaron buenas condiciones y aunque los resultados muestran todavía una deuda lo mantienen respetando un proceso.

Consideramos que van a tener un torneo muy complicado, dado que los cuatro tradicionales se han armado para algo más que una guerra y son mayoritariamente candidatos a todo.

Sería refrescante que los capitalinos rompieran esa muralla para verlos en las finales. En conclusión, la responsabilidad social en el fútbol es una visión y un modelo de sostenibilidad. Gracias, hermanos Maroto.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

Related Articles