• 07/08/2022
  • Last Update 07/08/2022 12:43 am
  • Costa Rica

El arte de molestar y chotear en Costa Rica.

El arte de molestar y chotear en Costa Rica.

2

Ha sorprendido a muchos y otros han aprovechado para hacer “bullying” o la normal “joda” porque Alajuelense solicitó como cancha opcional el estadio Ricardo Saprissa dado que su estadio Morera Soto fue vetado por 3 juegos; el Estadio Nacional que es su cancha alterna, es sede del Campeonato Mundial Femenino Sub 20 del 10 al 28 de agosto; su cancha opcional, el “Fello” Meza, estará ocupado para que las selecciones Sub 20 mundialistas entrenen para el máximo torneo Femenino.

Mucha de esta “chota” obedece al desconocimiento de las cosas que han hecho juntas estas dos respetadas instituciones.

Si supieran que Alajuelense llevó a la vuelta al mundo a Felipe Induni, guardameta que tuvo una gran actuación en Inglaterra frente al West Ham United que ofreció comprar la ficha del arquero tico, o que Juan Ulloa reforzó a Saprissa para enfrentar al Real Madrid de Alfredo Di Stéfano donde el goleador manudo anotó uno de los 2 tantos en la derrota morada 4 – 2 en 1961.

En una reunión que tuve en los años ochenta con los 10 equipos de la época cuando fui a negociar un contrato de televisión de canal 7, los dirigentes de la Liga y Saprissa en la finca Aruba de “Chaco” Sasso, me llamaron por aparte para negociar unilateralmente.

Unos tres años antes del Mundial Italia 90, Roger Flores, que provenía de San Carlos había firmado con Saprissa, sin embargo, Roberto Chacón Murillo que era muy hábil negociador lo llevó a su oficina con presencia de este servidor, le adelantó un dinero y lo puso a firmar un documento. Cuando dimos la noticia se armó la de San Quintín, pero tanto Roberto como Enrique Weisleder se reunieron y firmaron un pacto para que el jugador participara con los rojinegros 2 años, y luego su ficha le correspondía a Saprissa.

En los años setenta, Alajuelense tenía un inconveniente en su estadio y programó el clásico de manudos y morados en la “Cueva del Monstruo” partido que ganó Saprissa 0 – 3. También en dos ocasiones se pusieron de acuerdo para quitar comités ejecutivos de la federación y otros temas.

Hay muchas historias, me contaba don Raúl Pinto, expresidente manudo, que durante cuatro años realizaron el súper clásico y de mutuo acuerdo con Juan Carlos Rojas se repartían las sumas millonarias de esos juegos. La fiesta del “choteo” se vale, porque es la actualidad de las redes sociales, pero ambas dirigencias han tenido más buenos, que malos momentos.

Leonel Jiménez Rojas, periodista

Related Articles