• 21/05/2024
  • Costa Rica

El manejo ejemplar de la MLS en un caso de insultos racistas: todos aceptaron sus responsabilidades.

Jeremy Ebobisse, delantero de 26 años del San José Earthquakes, fue víctima de un comentario racista al minuto 54 del partido entre su equipo y el New York Red Bull.

El cotejo, se disputó el pasado sábado en la Bull Arena de Nueva Jersey y estuvo detenido durante un espacio de 15 minutos.

Ebobisse tuvo el respaldo total de sus compañeros, que amenazaron con retirarse del campo de juego. Su entrenador, Luis González, instó a su homólogo, Gerhard Struber, a que retirara del campo a Dante Vanzeir, jugador señalado de vociferar el insulto racista —no lo hizo hasta el minuto 87—. El partido terminó con marcador de 1 x 1, pero eso pasó a segundo plano después de este incidente.

Luego de dos días de deliberación, estas acusaciones han sido aceptadas por el New York Red Bull y por el jugador Dante Vanzeir.

Por medio de un comunicado, el club dijo que el comportamiento del jugador es injustificable y que pondrá todo su esfuerzo en educar al plantel y todo el grupo de trabajo. Por su parte, Vanzeir dijo que no quiso causar daño con sus comentarios, pero que estaba consciente de la gravedad de sus actos: “Estoy de acuerdo con cualquier suspensión, multa o asesoría transmitida por la MLS o el club. Quiero usar esta oportunidad para mejorar como persona, reflexionar y dedicar mis esfuerzos para trabajar con organizaciones que aborden la injusticia racial”.

El entrenador Struber también se disculpó por no haber cambiado a Vanzeir una vez emitidos los comentarios racistas.

Al finalizar el partido, Ebobisse, nacido en París, Francia, y de nacionalidad estadounidense, habló de lo sucedido en conferencia de prensa. El jugador no quiso mencionar cuál fue la palabra que escuchó ni quién fue el autor, pero en todo momento fue contundente al mencionar que el insulto había existido. “Se dijo el comentario racista, no creo que fuera para mí. Puedo sentirme bastante cómodo al decirlo, pero se usó la palabra. Lo que es importante para mí compartir es que sé lo que escuché y la razón por la que sentí que, después de una larga conversación, deberíamos continuar con el juego porque el jugador que dijo la palabra afirmó que no estaba dirigida a ninguno de nosotros”, expresó el futbolista.

Ebobisse dijo ser consciente de lo que una acusación de esta índole represente y fue por ese motivo que no quiso alimentar suspicacias ni hacer pública el nombre del jugador señalado, hasta que la investigación pertinente arrojara resultados: “Lo que escuché esta noche no debe ser parte del juego. Sé lo que escuché. Esto es ser negro en estas situaciones: no puedes estar equivocado. No puedes sobrepasar nada de lo que sabes que sucedió. Tienes que proceder con precaución incluso en momentos de dolor, cuando te sientes impotente”.

La Major League Soccer emitió un comunicado en el que dijeron estar enterados de la situación y anunciaron una investigación prioritaria: “La MLS está al tanto de un incidente en el que se alega que un jugador de New York Red Bull usó un lenguaje que viola la política de la liga durante el minuto 54 del partido entre New York y San José. La MLS tiene cero tolerancia hacia el lenguaje ofensivo y abusivo, y tomará las acusaciones seriamente. Una investigación sobre este asunto iniciará de inmediato”.

En menos de dos días se confirmaron tanto las acusaciones como al autor. Todavía no se ha anunciado cuál será la sanción para Dante Vanzeir, pero el protocolo ha sido efectivo y rápido.

Related Articles

Salir de la versión móvil