• 15/08/2022
  • Last Update 15/08/2022 12:56 am
  • Costa Rica

El resultado obtenido en México nos da esperanza.

El resultado obtenido en México nos da esperanza.

<1

El partido de Costa Rica en el Estadio Azteca tuvo más cosas positivas que negativas.

No nos vamos a engañar afirmando que fue un derroche de virtudes, que jugamos de tú a tú o que tuvimos a los locales debajo del marco ¡Nada más alejado de la realidad! Sin embargo, el combinado tico tuvo muestras de mejoría, sobre todo en su funcionamiento colectivo y aplicación táctica.

Lo que sucedió en las 9 jornadas precedentes generó mucho escepticismo en la afición, porque es indudable que algunos de nuestros jugadores referentes han visto mermadas sus capacidades físicas y otros carecen de ese “nivel internacional”. Además, no observamos una idea clara de juego pese al trabajo que se realiza, hemos visto mucha inestabilidad en las convocatorias y las decisiones de Luis Fernando Suárez, parecían tardías desde banquillo.

Eso sí no vamos a ser injustos, ya que la entrega de los jugadores no ha estado bajo la lupa. Es ahí donde debemos entender que en el fútbol no todo es garra y coraje, hace falta también la calidad, los argumentos futbolísticos y la dirección técnica en todo el amplio sentido de la función. Todo es un complemento.

Contra México, vimos esfuerzo, convicción, pero también se mejoró desde el punto de vista táctico. La Sele supo qué hacer las pocas veces que tuvo el balón, pero sobre todo supo qué hacer cuando no lo tuvo.

El plan de juego establecido por Suárez para este partido fue bueno, ya que todos los jugadores se aplicaron y cumplieron su rol. Desde el futbolista más experimentado hasta el debutante, sabían que había que puntuar en territorio azteca y esa cohesión provocó un compromiso integral que puede marcar un antes y un después para nuestra selección en la eliminatoria.

Este empate en México nos da esperanza, porque más allá de si el punto es bueno o insuficiente, o de si le alcanzará o no a la Sele para clasificar al Mundial, vimos algo que a nuestro criterio es lo más destacable: Youstin Salas, Juan Pablo Vargas, Daniel Chacón, Jeffy Valverde, Gerson Torres, Alonso Martínez, Aarón Suárez, Anthony Contreras y Jewisson Bennette.

A nuestro entender, sí hay jóvenes que tocan la puerta y levantan la mano.  Las lágrimas de Youstin Salas al final del partido también lo demuestran.

¡Ellos merecen la oportunidad y la afición la demanda!

Related Articles