• 28/09/2022
  • Costa Rica

En el fútbol, la indiferencia es de mediocres.

En el fútbol, la indiferencia es de mediocres.

Hay un joven que ha mostrado desde el inicio un sinnúmero de condiciones y la sensación de tener gran proyección a todo nivel, comenzando con el perfil de estatura 1.83 m, sobrio, buen saque de mano y pierna, valiente en el achique, condiciones que requieren los buenos arqueros.

Hablamos de Miguel Ajú, desde que arrancó se le han visto buenas virtudes en la cancha. Fuera del campo se expresa con moderación y gran criterio,

Ajú es un joven imberbe, pero seguro. Su buen decir lo hace con firmeza y convencimiento. Es una de esas figuras que seguramente llegará más allá de lo que muchos en la actualidad valoran y sopesan.

En una entrevista en FUTV dijo: “No me voy a mentir a mi mismo y ser hipócrita que estoy feliz así, quiero cumplir mis metas y objetivos”. Muchas veces se dice que las oportunidades llegan una sola vez, aunque en el fútbol llegan varias veces si el nivel es bueno y adecuado.

El portero necesita liderazgo, ambición y sentido de superación. “Yo buscaré la opción de poder jugar, no por tener paciencia significa que vaya a bajar los brazos, no soy conformista, respeto la decisión técnica porque esto es una competencia, pero en algún momento buscaré opciones”.

Estas opiniones maduras, llenas de autoconfianza y manejando el control de ansiedad, muestran a un Miguel Ajú decidido a luchar y encontrar opciones en la Liga o pedir oportunidad fuera del club rojinegro aunque su contrato concluya hasta junio de 2025. Contrario a muchos porteros que recuerdo del pasado que vegetaron y casi no trascendieron por indiferentes y poco ambiciosos.

Se les llama guardametas, pero son el último defensa, deben jugar bien con pies y manos, es una posición que ha ido evolucionando de acuerdo a los cambios en los sistemas de juego que los convierte en el puesto más activo.

El joven portero de los alajuelenses viene con condiciones innatas y una formación muy particular, de ahí que necesita “volar” salir del ostracismo porque ya está listo para cumplir con su propio reto.

Al frente está Leonel Moreira un buen arquero que la dirigencia quiere llevarlo al Mundial; el señor Coito sabe que en esto hay una competencia de orden deportivo y económico, y posiblemente lo va a aguantar como titular hasta que se brinde la lista de la selección mundialista.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

Related Articles