En partido muy aburrido, Uruguay le echó sal a las heridas de Costa Rica, derrotándola en el Estadio Nacional.