En Pérez Zeledón trabajan de día y de noche para tener lista su gramilla sintética para el inicio del Clausura 2019.