Errar es de humanos.