• 22/02/2024
  • Costa Rica

Falta el moldeador, el material está.

El tema de Selección Nacional genera un cóctel de opiniones y cuando se trata de la escogencia de un técnico, es como en botica para todos los gustos. Dar nombres es lo más sencillo; mexicanos, sudamericanos y de otras latitudes han llenado la bolsa de empleo de la Fedefutbol, que no encuentra qué hacer con tantos candidatos, claro, falta el cacao para hacer el chocolate.

¿Cuál es el perfil que se busca de este sinnúmero de oferentes? Los hay muy atractivos, aunque la mayoría “no conozca de la misa la media” la idiosincrasia de nuestro fútbol.

El sábado vimos la Sub-23 ante Colombia y nos gustó, como para comenzar a creer y renazcan buenas sensaciones. Siempre hemos defendido que Costa Rica tiene buenos futbolistas y quienes han entorpecido la expansión de un mejor fútbol han sido los dirigentes y los técnicos.

Hay algunos jóvenes con encanto, hacen milagros con los pies y le dan color al fútbol. El balompié tiene su toque artístico, pero también es intelectual y por ahí tenemos un rezago.

El cambio del técnico no es un simple tema de transición. Sabemos que no es fácil cambiar de la noche a la mañana en un ambiente de tanta opinión e incertidumbre. Lo mejor que nos pudo pasar fue la cachetada que nos dio España y esperamos sin asegurar nada, que el cambio parcial del Comité Ejecutivo, enderece el camino empañado de sus antecesores.

Creo que la mayoría tenemos claro cómo es la película, pero algunos la ven en blanco y negro. Tenemos que ser nosotros mismos y volver a confiar en lo criollo sin tanto invento y laboratorio. Todo este grupo de la Sub-23 que no sea sólo un canto de esperanza. Hay estilo, hay técnica, verticalidad, fuerza, pero también alegría y creatividad que seguramente se asocia al gusto de los aficionados.

Volver en buena parte a nuestras raíces como lo hicimos con Marvin Rodríguez o Bora Milutinovic por mencionar sólo dos. La historia nos dice que hemos tenido una idea de juego que nos dio buenos resultados como ocurrió en Brasil 2014. Creemos que hay una emergente generación de jugadores y ahora necesitamos un buen director de orquesta, que pueda aportar un modelo alineado con la historia de nuestro fútbol.

Considero que dimos un doloroso paso atrás en los últimos 9 años y si no hay cambios serios todo seguirá igual.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

Related Articles

Salir de la versión móvil