Fuerte castigo a aficionado que agredió a un futbolista en la segunda división inglesa.