Futbolistas creen ser diferentes.