Genio y figura, hasta la sepultura.

Neymar brilla en la cancha, pero fuera de ella se opaca. El futbolista del PSG no escapa a la crítica, y de estar muy lejos de ser una persona humilde.

Vive la fama de manera imprudente y se cree un “dios”. El ex internacional, Walter Casagrande, del Sao Pablo, señaló que Neymar era un niño mimado, y que se estaba creando un monstruo. Su padre salió en defensa de Neymar y le dijo; eres un buitre te quedarás con hambre y tendrás que engullir tus propias palabras, tan podridas como la carroña.

La jerarquía futbolística de Neymar es indiscutible, su técnica y su precisión, aunque muchos opinan que se sobrepasa en algunas maniobras haciendo burla de los rivales. Es complicado cuando una persona con poca formación pasa de no tener nada a tenerlo todo.

En el 2010 el técnico del Santos no lo dejó patear un penal, su enojo fue tanto que cada vez que le entregaban el balón, él no se lo daba a nadie. El técnico rival René Simoes dijo: “Se siente un todopoderoso y nadie hace nada. Nunca vi a alguien tan grosero y tan mal educado”.

Días después, Neymar y otros jugadores llevaron varias prostitutas a la concentración, al ver los videos el técnico Dorival pidió sanciones a todos, pero el castigo no llegó.

Cuando se concretó el fichaje de Neymar en el PSG que rompió el récord con $262 millones, también fracturó el entorno del equipo parisino. Su pelea con Cavani, las reiteradas discusiones con el técnico Emery. Etc. En otro momento, fue blanco de la crítica por posar en silla de ruedas, según él para homenajear al astrofísico Stephen Hawking fallecido luego de combatir por años una enfermedad degenerativa.

El futbolista lleva una vida llena de lujos con sus $3.5 millones al mes, sin contar sus patrocinadores, como Nike que le entrega un $ 1 millón por año. Neymar guarda en su garaje una colección de autos de lujo por más de más de $2 millones, su jet privado $9 millones, su yate súper lujoso $6 millones.

En el 2016 el fisco brasileño congeló varias propiedades por la suma de $46 millones. Neymar vive una fama muy por encima de la soberbia. Su paso por el mundial de Rusia lo ha llenado de críticas y burlas de sus propios correligionarios. Su imagen se ha opacado por tanto circo, y hasta el Real Madrid lo apartó de sus planes.

¿Cómo será el regreso de Neymar? El fútbol lo necesita.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

administrator

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.