Grecia se convierte en uno de los clubes no tradicionales que más victorias seguidas ha conseguido en la historia.