¡Habemus convocatoria!

El reloj de las decisiones para el seleccionador Oscar Ramírez empezó la cuenta regresiva. En 29 días inicia la Copa del Mundo de Rusia y ya conocimos los convocados que representarán a Costa Rica en esta fiesta del fútbol.

Como es normal en cada llamado y especialmente en uno tan importante como el de ayer, muchos nombres son confirmaciones, otros son agradables sorpresas y aparecen hasta los que nadie entiende porqué están.

Cada quien tiene sus preferidos, algunos salen complacidos y otros decepcionados. Muchos desempolvan el diario y hasta destacan sus estadísticas para demostrar o descartar merecimientos, pero lo cierto del caso es que, Ramírez, al igual que cualquier otro seleccionador ha tenido la libertad y sus propios criterios para escoger a los jugadores que necesita para tratar de alcanzar los objetivos propuestos.

Hay que reconocer que en toda selección nacional hay un grupo de futbolistas recurrentes, esos que siempre están dispuestos y que en buena parte de su carrera han demostrado compromiso, vigencia, calidad, crecimiento, disciplina y continuidad. Hay otros que son del gusto del técnico y que le cumplen roles importantes en momentos complejos. También están los futbolistas que están pasando un gran momento en sus ligas y otros que son muy jóvenes pero de gran proyección.

Para muchos, el llamado de los recurrentes es “argolla”, pero para los entendidos es estabilidad. Hay nombres para los que no se encuentran méritos, pero que para el seleccionador son sinónimo de confianza. Es sabido que Oscar Ramírez nunca mostró intenciones de borrar a “ningún muchacho” que haya sido pieza importante durante la eliminatoria y tampoco de improvisar con alguno que no tenga trabajo acumulado en la Tricolor.

Navas, Pemberton, Moreira, Gamboa, Smith, Matarrita, Oviedo, Duarte, González, Calvo, Waston, Acosta, Guzmán, Tejeda, Borges, R. Azofeifa, Wallace, Ruiz, Colindres, Bolaños, Venegas, Campbell y Ureña son los 23 jugadores convocados para ir al Mundial. Es un grupo experimentado y aglutina un porcentaje muy elevado de lo mejor que tenemos.

Se acerca la fiesta. Es momento de dejar atrás las banderas de los clubes, los egos y los revanchismos personales. Llegó el tiempo de apoyar.

administrator

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.