Incertidumbre vs milagro.

Previo al juego del domingo ante Serbia, Giancarlo González y el director técnico Óscar Ramírez nos ilusionaron al manifestar que estaban listos para comenzar a construir una historia para el país.

El “Machillo” señaló que pasa mucho tiempo viendo videos y que cuando se duerme ve partidos una y otra vez en su mente. Esa nueva historia y el borrón y cuenta nueva que dejaba atrás los juegos amistosos, tristemente no se manifestó.

La táctica del “autobús”, estrategia ultradefensiva en esta ocasión volvió a prevalecer. El 5-4-1- de nuestra selección funciona por ratos, pero no todo el juego, y cuando se producen las variantes generalmente hay poca o ninguna repercusión ofensiva en la cancha porque el sistema es el mismo.

Óscar sigue “enamorado” de algunos jugadores a pesar de su bajo rendimiento. Están los inamovibles, y el “amiguismo”. Conociéndolo, morirá con ellos.

Aquí hemos hecho guasa y burla de los mexicanos porque se atrevieron a decir que quieren ser campeones mundiales, a pesar de nunca haber llegado al quinto juego en ninguna Copa del Mundo. La prensa azteca montó una campaña sistemática contra el técnico colombiano, al grado de cambiarle su nombre por “Juan Cambios Osorio”. El cafetero cambió una, otra y otra vez las alineaciones, se sacudió del amiguismo, los inamovibles y contra todas las presiones de los medios de comunicación.

México ha ganado un partido histórico que les sirve de motivación para lo que viene, para acallar tanta animadversión y hasta disimular la francachela con prostitutas y alcohol. No han ganado nada todavía, pero ya antes se atrevieron tres veces, con dos títulos mundiales infantiles y un campeonato olímpico.

Para nosotros viene un juego donde tenemos que luchar contra la historia, los nombres, el palmarés, etc. Brasil que llegó como candidato al título, al igual que Alemania, España y Argentina, todavía no ganan.

¿Podrá Costa Rica recibir algo del “milagro de los peces y los panes” que están repartiendo en el Mundial? ¿Cambiará en algo el planteamiento de Óscar Ramírez? ¿Estarán mentalmente preparados los muchachos para eliminar esa frase de que eso es lo que tenemos?

Esperemos que sí, que se la crean, y el viernes gritemos al mundo. Si se pudo, si se pudo.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

administrator

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.