• 21/06/2024
  • Costa Rica

Juan Carlos Rojas: “Leo y escucho mucha ‘hipérbole’”

Las heridas en el Saprissa tras la eliminación de la Copa Centroamericana a manos del Real Estelí de Nicaragua, no sanan.

Pese a que hace pocos días el presidente del cuadro morado, Juan Carlos Rojas, aseguró que sólo usaría su cuenta personal de X (conocida anteriormente como Twitter) para comentar sólo cuando hubiese “energía positiva”, escribió el viernes, reconociendo que la derrota ante los pinoleros en un “golpe al orgullo”.

Eso sí, reiteró que la eliminación histórica no disminuye la grandeza del equipo y que trabajan para devolverle la alegría a toda la afición.

La carta completa del presidente del Saprissa

Es claro que estamos dolidos, y más que dolidos, molestos con el resultado. Comparto profundamente ese sentimiento, el cual créanme que vivo y sufro de primera mano; siento una enorme empatía con ustedes y lucharemos para devolverles la alegría.

Nos vamos a levantar como lo hemos hecho antes, ni lo duden por un segundo. Esto es un golpe al orgullo, eso no se puede negar. Pero también les digo algo: esto no disminuye la grandeza del club más ganador de la región, que nadie diga lo contrario.

Leo y escucho mucha “hipérbole”, algunos aprovechan para maliciosamente pasar las líneas de la razonabilidad (y el respeto) y eso tampoco se vale. Si he aprendido algo, es procurar mantener la cabeza fría: ni las cosas son tan malas cuando la gente lo quiere hundir a uno, ni tan buenas cuando lo lanzan para arriba.

Mesura es lo que debe imperar, a Saprissa nadie le quita lo ganado, y si bien la afición está en su derecho de expresarse, en la dirigencia debemos mantener la debida calma. Pero no se confundan: esto tampoco significa ser pasivos ni permisivos. Si bien era posible este resultado–y hay que dar mérito a un buen rival–no es aceptable para nosotros quedar fuera de esta manera.

Ahora la presión es alta, y a pesar del bicampeonato reciente, comprendemos las expectativas únicas e incomparables que hay sobre el Saprissa. Con la cabeza en alto enfrentaremos esto y debemos buscar lavarnos la cara con nuestra gran afición que merece siempre lo mejor. Ahora y siempre: que Viva Saprissa.

Related Articles

Salir de la versión móvil