La FIFA propone suspender el partido en casos de racismo.