La final de la Copa del Rey será en el estadio Wanda Metropolitano.