La salida de CR7 del Real Madrid provocaría un “efecto dominó” en las delanteras de varios equipos “Top” de Europa.