La Selección Nacional ya está en Bosnia Herzegovina.

Luego de un viaje bastante largo, la Selección de Costa Rica arribó la tarde del lunes a Zenica, localidad en la que disputará su primer encuentro amistoso de las fechas FIFA de marzo, ante Bosnia Herzegovina.

La baja temperatura y la nieve recibieron a la Tricolor, que de inmediato se instaló en el hotel de concentración para realizar su primera práctica por la noche.

El combinado tico tiene varios objetivos, dentro de los que destacan: retomar las horas fútbol, que les permitan seguir trabajando en la idea de juego, así como ir conformando el equipo que le hará frente a las competencias internacionales que se avecinan.

Para el preparador físico de Costa Rica, Erick Sánchez, a pesar de venir de casi 24 horas de viaje el equipo mostró una gran actitud en el primer entrenamiento.

“Hicimos un trabajo más regenerativo, pero los muchachos están muy bien, listos para entrenar y poder sacar adelante el partido ante Bosnia”, manifestó Sánchez.

El preparador físico de la Tricolor comentó el manejo que se le tratará de dar a los legionarios que durante la semana se irán incorporando a la Selección.

“Buscaremos no sobrecargarlos, comprendemos que vienen de un viaje muy cansado por lo que el manejo será un poco diferenciado, pero estamos tranquilos porque sabemos del potencial de cada jugador y de todo lo que pueden dar por el equipo”, señaló Erick Sánchez.

Aún faltan siete legionarios por unirse a la Tricolor, quienes durante el martes y miércoles se incorporarán a los trabajos del equipo nacional.

administrator

Artículos Relacionados