“Ladran Sancho, señal que cabalgamos”.

A 40 años de su fundación, Sensación Deportiva, se mantiene en la cúspide de la audiencia nacional, reflejo de un proyecto emblemático profundamente enraizado en el ser costarricense. Reunió a quienes estuvieron con él aquel 10 de marzo de 1978 en el primer programa de Sensación Deportiva: el locutor Herberth Vázquez –entonces un chiquillo de 17 años– y el contertulio Armando González, un odontólogo, agudo analista deportivo.

En un salón del club La Cueva, Alajuela, Leonel Jiménez congregó también a centenares de quienes desde el micrófono han dado vida en cuatro décadas a un programa excepcional, que ha logrado, como ninguno, penetrar en lo más profundo de la sociedad costarricense.

Tras la interpretación del mariachi, Herbeth Vázquez introdujo la voz inconfundible de Leonel Jiménez.

Visiblemente emocionado, dirigió su mensaje a sus seres más queridos: “El mayor éxito en mi vida es mi familia, que he forjado con mi esposa Graciela, a quien tanto amo”. El mayor éxito de Sensación Deportiva no es deportivo, es, también, la familia, esa familia que hemos construido, de la que ustedes son una parte que se extiende y abraza a todo el país, colocándonos en lo más alto de la audiencia”, dijo emocionado, en medio de la ovación generalizada.

Entregó una estatuilla de don Quijote y Sancho a José Castillo (Pepe), el locutor comercial que lo ha acompañado durante 35 años: simbolismo de “Ladran, Sancho, señal que cabalgamos”, “Seguiré siendo su escudero, Leonel. Siempre, siempre”, expresó Pepe mientras tomaba entre sus manos la estatuilla y el público aplaudía largamente.

Reconoció al más antiguo de sus anunciantes, 29 años la Óptica La Central, representada por Guillermo Salas. Y a Carlos Gutiérrez quien puso a bailar a decenas de parejas con La Solución para celebrar los 40 años de Sensación Deportiva.

Hubo espacio para recordar a los contertulios que tanto extrañamos: Ricardo Calderón, Javier Apéstegui, Larry Brenes, Roberto Salazar, José Rafael Sancho y Antonio Murillo.

Al final, todos coincidimos en que el mayor éxito de Sensación Deportiva es haber hecho del programa un proyecto integrador, que propicia el diálogo y la unión de todos, sin distingos, a partir de los valores intrínsecos de la familia costarricense.

Isabel Ovares Ramírez, periodista.

administrator

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.