El presidente de Barcelona, Joan Laporta, dio el viernes una llamativa declaración en torno a la despedida de Lionel Messi del club catalán para marcharse al Paris Saint Germain al asegurar que mantuvo “la esperanza de que Messi jugara gratis”.

Según el dirigente catalán, su ilusión era que el astro no cobrara durante la actual temporada, como solución para que la entidad pudiera cumplir con las reglas financieras de la Liga Española, conflicto que decantó en la salida del crack argentino a Francia en agosto pasado.

“Aprecio mucho a Messi como para enfadarme con él, pero llega un momento que cuando las dos partes ven que no podrá ser, hay cierta decepción. Quería quedarse pero también había mucha presión por la oferta que tenía”, comentó el dirigente en una entrevista con radio RAC1.

“Sí tuve la esperanza de que a última hora Messi dijera que jugaría gratis. Eso me hubiera gustado y me hubiera convencido. Entiendo que la Liga lo hubiera aceptado. Pero no se lo podemos pedir a un jugador de su nivel”, confesó Laporta antes de admitir que “no había margen” para adecuar el nuevo contrato de Messi a las exigencias del fair play financiero.

Lo pensé porque lo conozco, subió conmigo al primer equipo, ayudé mucho a su familia… Él sabía que cuando recuperaríamos la economía se le correspondería…”, agregó Laporta.

El club Barcelona registró pérdidas por 481 millones de euros la pasada temporada y acumula una deuda y compromisos futuros por 1.350 millones de euros, lo que resultó decisivo para la imposibilidad de inscribir el nuevo convenio con el capitán del seleccionado argentino. “Teníamos las conclusiones de la auditoría y la inversión en Leo nos podía poner en riesgo. El Barça está por encima de cualquier jugador”, justificó el dirigente catalán.

Por otra parte, el presidente ratificó la continuidad del director técnico Ronald Koeman, quien “merece un margen de confianza” pese a la mala campaña del equipo en la Liga de Campeones de Europa y la marcha irregular en LaLiga.

“En ningún momento dije que Koeman no iba a continuar. La decisión es que Koeman continúa. Cuando las cosas no salen como uno quiere, todos estamos desanimados. Le pregunté si confiaba en el equipo. ‘Claro que confío. Necesito recuperar los lesionados’, me dijo. Quería continuar a toda costa y demostrar que este equipo es competitivo”, aseguró Laporta.

Barcelona perdió por goleada los dos partidos jugados hasta el momento en la Champions (0-3 vs Bayern Múnich y Benfica) y en el torneo local quedó octavo con 12 puntos en siete partidos, luego de caer el sábado pasado ante el último campeón, Atlético Madrid.