Liberia llama a su eterno emergente, Erick Rodríguez, para que trate de salvar al equipo del descenso.