Liverpool derrotó al Bayern Munich y se instala en cuartos de final de la Champions League.