Lo bueno y lo malo de la primera vuelta.

A falta de un partido, que tuvo que reprogramarse por el ambiente de inseguridad que se vive en la provincia de Limón tras la huelga organizada por algunos sectores sindicales, finalizó la primera vuelta del campeonato nacional.

El torneo ha entrado en una “etapa de madurez” donde hay muchas cosas buenas y otras que pueden mejorarse.

Durante estos primeros 65 compromisos, destaca la buena cantidad de anotaciones (189) y por ende el buen promedio de gol (2,91 por partido). En 64 partidos los aficionados celebraron al menos en una ocasión, ya que sólo un juego termino 0-0.

En el departamento de los “Capocannonieri”, Jonathan McDonald con sus 10 goles, ratifica su buen momento en el Apertura 2018, lo cual no es nuevo, ya que su constancia le ha permitido figurar en el podio de goleadores en los últimos años. Por detrás de él viene el jovencito de 20 años, Bryan Rojas, quien con el “Kinder verdolaga” ha marcado 8 tantos.

Álvaro Saborío demuestra que el fútbol no es “viejos” ni de “jóvenes”, sino de buenos y malos. A sus 36 años figura dentro del Top 3 de goleadores.

Ha sido también notable el brillo fino de jugadores como Alex López, Allen Guevara, Mariano Torres, Christian Bolaños, Allan Cruz, Jimmy Marín, Jonathan Martínez, Anthony López, Ismael Gómez y el “Chicharrón” González, quienes, han guiado la ofensiva de sus equipos y han sido influyentes con asistencias o goles importantes.

Carmelita y San Carlos han sido los equipos revelación en esta primera vuelta.

Los “Verdolagas” con un grupo de jóvenes han animado responsablemente el campeoonato. Desde que se instauraron los torneos cortos es la primera vez que terminan una primera vuelta con 18 unidades. Ojalá tengan fondo para mantenerse.

Los “Toros del Norte”, pese a su condición de “Benjamín”, están respaldando en la cancha el crecimiento organizacional y la inversión en infraestructrura que su dirigencia ha promovido como aporte a la modernización de nuestro fútbol.

Ahora bien, hay otras cosas que tienen oportunidad de mejora.

Limón FC dista mucho de lo esperado. Conocemos de los esfuerzos que hace su dirigencia y las dificultades que enfrentan semestre a semestre, pero los caribeños pasaron de pelear por la clasificación, a ser inquilinos del sótano. Cartaginés ha decepcionado, porque las expectativas de su nuevo proyecto con Wanchope fracasaron, y pese a su última victoria, su recuperación es una incógnita.

Del Herediano se espera mucho más en la cancha y en las gradas. En esta primera vuelta, los rojiamarillos no están en una posición coherente con su planilla y su organización. Veremos si Wanchope trae la varita mágica para retomar la estabilidad.

El fútbol como tal no es una ciencia exacta, por tanto lo es que hoy es, talvez mañana no lo sea. Es por eso que nuestra radiografía, se enfoca en lo que evidencia la tabla de posiciones y sus tendencias en estos primeros 11 partidos.

La asistencia a los estadios en general no ha sido buena. El fútbol es un fenómeno social que funciona por atracción y por proselitismo. Invitar a los aficionados con “fríos banners” por redes sociales podrá ser muy moderno y barato, pero no es efectivo.

Esperemos una segunda vuelta con más goles y protagonistas, con mayor competitividad y con mejores ideas para que el aficionado acompañe, apoye, disfrute y esté dispuesto a volver…

administrator

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.