Los grandes clubes europeos no dependen tanto de los ingresos por derechos de televisión.

Los grandes clubes europeos no viven de los ingresos por derechos de televisión. Pese a ser los que más ingresan por este concepto, especialmene en España, donde las diferencias entre grandes y pequeños son abismales, los clubes obtienen aún más en concepto de merchandising, patrocinios y venta de abonos y entradas.

Así lo pone de manifiesto el estudio de Deloitte ‘Football Money League’, que estima que en la temporada 2017-2018 los ingresos por derechos de televisión supusieron sólo el 43% del total de beneficios.

Esos dos puntos porcentuales son absorbidos por los ingresos comerciales (40 % de los ingresos), la categoría de mayor crecimiento en los grandes clubes europeos, que incluye los fondos que entran a las cuentas de los equipos por patrocinios, camisetas y otros artículos a la venta o visitas a los estadios. El 17 % restante corresponde a los ingresos de entradas y abonos.

La dinámica es aún más acusada en los seis primeros de esta ‘Liga del dinero’, que han perfeccionado el desarrollo de la vertiente comercial de los grandes clubes de fútbol para reducir la dependencia de las retransmisiones, ya sean televisivas o en las nuevas plataformas digitales, mucho más que el resto.

Los seis equipos que encabezan esta clasificación (Real Madrid, Barcelona, Manchester United, Bayern Múnich, Manchester City y París Saint-Germain) tienen una media de ingresos por motivos comerciales del 50,2%, diez puntos por encima de la media de los veinte equipos del ‘Money League’.

Al ser capaces de sacar más partido a sus patrocinios, camisetas, y ‘tours’ en los estadios que el resto de la clase alta del fútbol europeo, la participación media de la televisión en sus ingresos es del 32,5 %, diez puntos por debajo que la media de los veinte clubes más adinerados del continente. Dependen menos de la televisión.

En este ámbito destaca el líder, el Real Madrid que logró auparse al primer puesto de esta clasificación después de dos años copada por el Manchester United.

El club blanco, que tiene unos ingresos de 750,9 millones de euros según Deloitte, percibe 356,2 millones por el aspecto comercial, el mayor importe del fútbol europeo y un 18% más que el año anterior, hasta alcanzar un récord histórico.

Le sigue el cuarto de la lista, el Bayern, que logra 348,7 millones por este apartado, y por detrás van el Barcelona (322,6 millones), el Manchester United (316,1) y el París Saint-Germain (313,3).

Entre las claves de este éxito, el portavoz de la consultora destaca el refuerzo del “modelo de comercialización” de los clubes y los nuevos ingresos.

Modelos de patrocinio más avanzados (más allá del tradicional patrocinio frontal de la camiseta), ‘naming rights’ de estadios y otros activos, intensificación de la explotación comercial de sus jugadores bandera y de los partidos fuera de competición oficial (amistosos, giras, pretemporadas), producción audiovisual en torno al día a día y la historia del club, así como diferentes alianzas“, enumera el especialista en Deportes de Deloitte.

La brecha comercial entre los ‘súper ricos’ europeos y el resto de clubes más adinerados del continente se muestra a partir de la séptima posición de esta clasificación, en la que caen los ingresos comerciales y sube la dependencia televisiva.

Para estos clubes, los ingresos televisivos suponen más del 45% de lo que entra en caja, caso del Liverpool, Chelsea, Arsenal, Tottenham (53%), Juventus (51%), Atlético de Madrid (52%), Roma (67%), Everton (75%), Milan, Newcastle (71%) y West Ham (68%).

Sólo escapan a esta constante el Borussia Dortmund alemán (39% televisión, 43% comercial), el Inter de Milán (35% televisión, 53% comercial) y Schalke 04 (37% televisión, 44% comercial).

administrator

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.