• 01/07/2022
  • Last Update 01/07/2022 4:18 pm
  • Costa Rica

Mal cálculo federativo.

Mal cálculo federativo.

<1

Ya tenemos 30 selecciones de las 32 que jugarán el campeonato Mundial de Catar 2022. El último en arribar ha sido Gales luego de vencer 1 x 0 a Ucrania; había un sentimiento mayoritario en favor de los ucranianos por las dificultades de guerra que están enfrentando, pero esto es fútbol y Gales que desde 1958 no aparecía en el mapa de los mundiales se quedó con la casilla # 30, “sembrado” en el grupo B con Inglaterra, Estados Unidos e Irán.

Hoy está jugando Australia con Emiratos Árabes Unidos para conocer el rival de los peruanos el próximo lunes donde saldrá el clasificado # 31. Al día siguiente Costa Rica enfrentará a Nueva Zelanda en el juego de los $9 millones y el de la vitrina mundial, que además beneficia al país en otros campos.

Los ojos del mundo atentos para saber quién completa la “baraja”. La Tricolor viajó ayer a Catar con un poco de incertidumbre de los fanáticos por la derrota con Panamá y el pírrico 2 x 0 ante Martinica.

El domingo, el aficionado lejos de castigar a la selección nacional lo hizo con la dirigencia federativa que una vez más se equivocó, no han querido aprender de sus errores y tropezaron de nuevo con la codicia económica. El juego ante los martinicos era para poner a la venta una entrada general de unos 5.000  y no de 15.000 y 10.000. Era un partido para despedir a la selección, para enviarle las mejores vibras a los jugadores ante un rival de pipiripao, sin dejar de lado que veníamos de perder con los canaleros.

Fue una mala decisión, porque todo el trabajo de mercadeo que se hizo fue excelente y creo que la gente se identificó plenamente. Cinco mil personas en el estadio nacional es una presencia paupérrima que muestra un claro rechazo a los precios. Lejos de esta nueva lección para los administradores de nuestra Tricolor, estaba el campo estratégico, no enseñar todo el “arsenal” y guardarse detalles que deben aparecer ante los neozelandeses, en esto el colombiano es muy meticuloso.

La selección que jugó mal en Panamá y la que jugó apenas aceptable con Martinica no es ni por asomo la que enfrentará a los oceánicos. Luis Fernando Suárez dice tener mucho miedo, está estresado y piensa demasiado en Nueva Zelanda. Dice que ese es su estado normal.

Lo entendemos por el peso de lo que significa este juego para él, y nuestro fútbol.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

Related Articles