Manchester United frenó la impresionante racha del Manchester City.

Manchester United se llevó el derbi de la ciudad y frenó el impresionante paso del Manchester City.

El domingo, los Red Devils sorprendieron para imponerse 2 x 0, y aunque siguen lejos en la pelea por el título de la Premier League, la victoria les permitió quedarse con el duelo del orgullo.

El equipo de Pep Guardiola llegó al partido con una tremenda racha de 21 triunfos consecutivos en todas las competencias. El pasado 15 de diciembre, empató 1 x 1 con el West Bromwich Albion y desde entonces sólo tenía victorias cada vez que saltó al campo. Pero en esta ocasión, la historia fue distinta prácticamente desde el pitazo inicial.

Apenas marcaba 30 segundos el reloj del encuentro cuando Gabriel Jesús trató de ayudar en su propia área, pero demostró la falta de oficio y cometió una falta inocente sobre Anthony Martial. El árbitro marcó el penal y al minuto uno, el portugués Bruno Fernandes cobró de pierna derecha, cruzado y fuerte. Ederson Moraes alcanzó a tocar el balón, pero no pudo evitar el 1-0 de los Red Devils.

En el Etihad Stadium, el cuadro local estaba tocado. Kevin De Bruyne se equivocó y Fred robó la pelota. Cedió para Marcus Rashford, quien disparó desde fuera del área y el arquero evitó la anotación. Cuando se sacudió el golpe anímico, Manchester City hizo lo que está acostumbrado: monopolizó la pelota y comenzó a generar peligro en busca del empate.

Al encontrar espacios cerrados, apostó sobre todo a los disparos de fuera. Kevin De Bruyne soltó un zurdazo potente y Dean Henderson voló para desviar, al ‘23. Cuatro minutos después, João Cancelo sacó un tiro que alcanzó a rozar la defensa para irse a tiro de esquina. Más tarde, İlkay Gündogan recibió por el centro, de frente al arco, pero a su remate me faltó fuerza y atajó el guardameta, al ‘37.

Pese a la insistencia y mucho mayor posesión, el Manchester City no lograba igualar el marcador. Al arranque del complemento estuvo a punto de conseguirlo. Gabriel Jesús tocó hacia atrás y Rodri pateó con buen técnica. Le metió al balón la parte interna del pie derecho y el disparo dejó sin oportunidad al arquero, pero se estrelló en el travesaño antes de abandonar el campo, al minuto 47. Perdonó el cuadro local.

La respuesta del Manchester United fue letal. Luke Shaw se agregó al ataque y tras una buena conducción, abrió a la izquierda hacia Marcus Rashford, quien le devolvió la pelota. Dentro del área, Shaw metió un zurdazo cruzado, potente y bien colocado. La redonda entró pegada al poste. Al minuto 49, los Red Devils marcaron el 2-0 que ponía al equipo de Pep Guardiola contra la pared.

El City quedó tocado. Dejó de generar peligro. El United perdonó el tercero al minuto 67, cuando Anthony Martial encontró el balón solo dentro del área. De frente al portero, definió con un disparo suave, le faltó fuerza, tampoco tuvo colocación y el guardameta Ederson Moraes se tendió para salvar a su equipo. En los minutos finales, el conjunto local se lanzó al frente, pero no fue capaz de recortar distancias.

La impresionante racha del Manchester City llegó a su fin y se quedó en 21 victorias consecutivas en todas las competencias. En la clasificación de la Premier League no le afectó demasiado la derrota de este domingo, pues se mantiene firme en la cima con 65 puntos, 11 más que el Manchester United, cuando restan 10 jornadas por disputar para definir al campeón.

administrator

Artículos Relacionados