• 18/06/2024
  • Costa Rica

Mentalidad ganadora sí, acostumbrarse al éxito no.

Mentalidad ganadora sí, acostumbrarse al éxito no.

Real Madrid consiguió el sábado, su decimoquinta Champions League, algo que se veía poco probable al inicio de la temporada. Los merengues ya superan en más del doble al segundo lugar, un hecho sin precedentes en la mejor competición de clubes del mundo.

Cuando decimos que el cetro “se veía poco probable”, es porque el Madrid tuvo que enfrentar muchas dificultades durante el año, entre ellas la partida de su delantero “9” y las lesiones graves de figuras claves como Courtois, Vinicius y sus dos centrales estelares.

Pese a ello, Carlo Ancelotti, mostró siempre una tranquilidad envidiable, llevando a los blancos a la cima en España con la 36 y en Europa con la 15.

Carletto, se convirtió en el director técnico más ganador en la historia de la Champions, sumando cinco títulos: dos con el AC Milan y tres con el Real Madrid. A eso hay que sumarle, que también ganó dos como jugador.

En un tiempo en donde muchos técnicos buscan influir obstinadamente en los partidos, limitando las cualidades de los futbolistas talentosos, Ancelotti, habla poco de estrategia y de táctica y más bien sobresale por hacer equipo y convencerlo al 100% de un camino y un objetivo.

No toda su carrera ha sido así, pero ha sabido cambiar. Hoy es un estratega más maduro, flexible, de verbo simple y claro. Cuando habla con los jugadores no sólo aborda aspectos del juego, sino también temas de vida y de familia.

Leyendo su libro ‘Liderazgo Tranquilo’, Ancelotti expresa: “Mi enfoque se basa en la idea de que un líder no debería tener ninguna necesidad de discursear, despotricar ni mandar con mano de hierro, sino que su poder debe sobreentenderse. Debe estar claro como el agua quién es el jefe, y su autoridad debe derivar del respeto y la confianza, no del miedo”.

Los secretos de los 28 títulos de Carletto en su carrera:

  1. Paz en el camerino.
  2. No acostumbrarse al éxito.
  3. Que los jugadores estudien.
  4. Respeto a las jerarquías del club.
  5. Pulir el talento joven
  6. Lograr que el equipo juegue bien (sepa qué hacer cuando tiene o no el balón).
  7. Tomar decisiones
  8. Entregar un buen producto en la cancha y materializarlo en las vitrinas.
  9. Los datos más importantes a evaluar en el equipo son los goles.
  10. Respetar y enaltecer los valores del club.
LEER  Qué final, con Joel Campbell nos espera.

El que tenga oídos, que oiga…

Related Articles