No jueguen con el aficionado.

La Liga Deportiva Alajuelense debería tener más cuidado y mayor respeto por su afición. El sábado anterior en el Morera Soto es imperdonable que no se hayan tomado las medidas necesarias para evitar semejante papelón, un tanto eclipsado por los juegos del campeonato Mundial de Rusia.

Un estadio desolado, frío, parecía un partido de un equipo con pocos seguidores. La comunicación es un fenómeno complejo, y en eso los rojinegros tienen un déficit de quienes cargan con la labor de promover y publicitar el fútbol, éste era un juego que a todas luces estaba para contar con una buena asistencia y una mejor recaudación. No sabemos si se jugó a porcentaje, porque de no ser así, tiene que haber dejado algunos millones de pérdida.

El fútbol no puede delegar en gente que desconoce ese necesario contacto con los aficionados, muchos ni siquiera sabían que Alajuelense tenía este juego. La institución tiene una muy buena organización deportiva, pero en el campo del mercadeo y relaciones públicas su archirrival el Deportivo Saprissa muestra una marcada diferencia.

Lo más grave es la imagen deportiva por más que se quiera señalar que era un encuentro amistoso, porque en el tema futbolístico estos equipos profesionales como Rosario Central no vienen a pasear y toman la pretemporada con el mayor respeto y cuidado, los juegos de preparación los pelean a muerte, golpean, discuten con el árbitro, defienden cada espacio del terreno con uñas y dientes, y si pueden golear al rival son inmisericordes.

Fue una pena ver al equipo rojinegro en su casa arrollado por los sudamericanos, un equipo sobresaliente en todos los sentidos. Visto lo ocurrido en la cancha y aún con las ausencias de algunos jugadores manudos fue muy evidente la superioridad de los “Canallas”, fue demasiado para un desordenado y raquítico equipo manudo.

Estas son las innecesarias humillaciones históricas que golpean muy fuerte nuestro fútbol, y a una institución como tal. Ahora le toca al C.S. Cartaginés enfrentar al exequipo de Paulo César Wanchope en Argentina. Si los brumosos no se preparan para este juego de despedida del “Chiqui” Brenes el próximo domingo, les puede suceder algo similar. Quedan debidamente avisados.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

administrator

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.