• 28/09/2022
  • Costa Rica

No somos nada, dejamos de ser competitivos.

No somos nada, dejamos de ser competitivos.

El campeón nacional, Club Sport Cartaginés, y también el Club Sport Herediano, han sido literalmente borrados por el Real España de Honduras.

Ha sido una pena por el ridículo y la vergüenza que nos han hecho pasar. Aquí no se trata de brumosos y florenses en absoluto, es el fútbol de Costa Rica que se ha convertido en el “hazmerreir” de la Concacaf.

A raíz del último equipo eliminado se han escuchado los peores desafueros de casi todas las partes. Comenzando por el gerente rojiamarillo Jafeth Soto cuando señaló que quedar fuera de la Concacaf era “un alivio económico”; una justificación muy triste y desafortunada.

¿Cuál ha sido el propósito de participar? ¿Para qué se pidió la presencia de los aficionados, y para que se les anunció que iban por una noche mágica?

Ni la Asociación Deportiva Santos, ni la Asociación Deportiva San Carlos, clubes económicamente modestos, manifestaron semejante disparate. Dónde quedó la ambición internacional del conjunto florense, eliminado en los últimos dos años por el Waterhouse de Jamaica y por el Real Estelí de Nicaragua.

La afición esta dolida porque era algo así como una revancha por los tropezones anteriores y se esperaba una presentación al menos decorosa. Escuchar a un futbolista que va para la Copa del Mundo decir que “no es un fracaso, sino un aprendizaje”, es lo más disparatado e incongruente que se pueda oír. No sólo es un fracaso, es también un fiasco y una decepción.

Una planilla de exportación con la que cuentan los súper líderes, el denominado equipo de las grandes jornadas internacionales fue demasiado “ralito”. Esa frase que distinguió al “Team” la han tirado por el caño del desagüe hace rato.

“Nos pasaron por encima allá y nosotros aquí”, ha dicho el técnico. No es cierto, él aseguró en Honduras que el fútbol daba revanchas y que había que sacar la casta en la vuelta, todo un compendio de frases huecas.

Este era un buen momento don Hernán para “tirarse flores”. Era un juego de 180 minutos, el resultado es de 4 puntos y un global de 4 x 2 en favor del Real España, y punto.

Queda vigente la Liga Deportiva Alajuelense, que suma un sinnúmero de papelones en estos torneos, el último ante el Guastatoya de Guatemala.

Para qué sacar pecho con el título nacional, o estar invicto y sobrado de puntos. Ahora, si los rojinegros también juegan con miedo y cálculo, la final será hondureña.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

Related Articles